Irán: las mil vidas quebradas del poeta

mohsenn

 

MÉXICO D.F (apro).- La vida de Mohsen Emadi condensa todas las contradicciones de Irán: Marx y el Islam; la sensualidad de los cantos orales y las rimas revolucionarias del monte, el nacionalismo y la oposición encarcelada.

Huésped de la Casa Refugio Citlaltépetl, asociación civil que hospeda en México a escritores perseguidos en sus países, Mohsen traduce ahora poetas del castellano al persa. Pero todavía no vuelve a escribir. Debajo de un buró tiene un montón de hojas blancas esperando a que el poeta vuelta a tomar la pluma.

“No he escrito. Ahora estoy viviendo la verdad de otros, pero no mi verdad”, cuenta.

Moshen relata su infancia en Amre, pueblo situado en el norte boscoso de Irán, a 23 kilómetros de la Ciudad de Sari, cerca del Mar Caspio.

“La infancia de una persona no viene del vacío. Existe un pasado familiar, de lenguaje y de lugar. (…) La primera herencia que tiene uno es el idioma. En mi caso, un lenguaje de poemas revolucionarios, un discurso que existía en todas partes del país”, dice.

LEER MÁS, en El proceso